Más del 80% de las mujeres no saben que abortar es gratuito

Más del 80% de las mujeres no saben que abortar es gratuito 2016-10-10
Publicado el 10/10/2016 en Embarazada, General, Notícias, Profesionales

aborto

· La mitad de las mujeres encuestadas de menos de 30 años no saben que pueden abortar por decisión propia, y que está incluido en los servicios sanitarios públicos
· Dos de cada tres menores de edad tienen una información equivocada sobre el derecho al aborto de los menores de 18 años.

La Asociación de Planificación Familiar de Cataluña y Baleares y su Centro Joven de Anticoncepción y Sexualidad (CJAS) han realizado una encuesta a más de 200 mujeres de Barcelona de entre 14 y 30 años donde se evidencia que la mitad de las mujeres encuestadas no saben que el aborto es una decisión propia y gratuita.

Según Jordi Baroja, director del CJAS, "Constatamos diariamente, en todas las intervenciones grupales que hacemos con adolescentes y jóvenes, que hay informaciones muy erróneas sobre el aborto, a menudo haciendo referencia ya no a la ley de 2010 de Zapatero sino a la anterior, la de 1985, y eso nos preocupa ".

Según Silvia Aldavert, coordinadora del APFCIB "los resultados de la encuesta demuestran una clara vulneración de los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos de las mujeres dado que más de la mitad no conoce su derecho a decidir abortar y más del 80% no conocen la accesibilidad y universalidad de la práctica".

Los resultados de la encuesta

¿El aborto es de pago?

Del total de mujeres encuestadas sólo un 18% sabían que el aborto era gratuito. Este fue, precisamente, uno de los cambios principales de la ley de 2010, incluir el aborto dentro de la cartera de los servicios públicos actuales. Por lo tanto, es gratuito en todos y cada uno de los casos.

La mitad de las mujeres encuestadas de menos de 30 años no saben que pueden abortar por decisión propia.

En España el aborto es legal a libre decisión de la mujer hasta las 14 semanas de gestación. Desde 2010, en este periodo de tiempo, las mujeres pueden decidir sin dar explicaciones ni necesitar el consentimiento de nadie más.

Esta legislación, que supuso un importante hito para el reconocimiento de este derecho, es conocida por menos del 50% de las mujeres jóvenes encuestadas. Y, aún más alarmante, hasta un 30% piensan que sólo se puede abortar en casos de violación o malformación del feto o peligro para la embarazada.

Sólo el 33% de las adolescentes encuestadas sabían que era necesario el consentimiento de sus padres para abortar. Este fue el principal cambio de la ley que entró en vigor en septiembre de 2015.

"Este es uno de los temas más sensibles que vivimos en el centro, con adolescentes embarazadas que se encuentran con la sorpresa de que no sólo tienen que informar a las familias sino que, además, no pueden decidirlo por sí mismas. Es absolutamente paradójico, según la ley son suficientemente maduras para tener y criar un niño pero no lo suficiente como para decidir no tenerlo "afirma Baroja.

En cuanto a la población adulta cerca del 60% de mujeres no conoce la legalidad para que una menor de edad pueda abortar y esto demuestra la falta de información verídica que corre sobre este tema.

Los mitos sobre los efectos secundarios

El estudio también quería recoger datos sobre los mitos que rodean el aborto y que sirve de propaganda para grupos y lobbies antiabortistas, el de los efectos secundarios no deseados.

En este ámbito también hay una enorme desinformación: 7 de cada 10 mujeres encuestadas tienen una percepción magnificada de las posibles consecuencias del aborto. Un 30% cree que las mujeres sufren a menudo depresión psicológica post-aborto y un 15% que se pueden sufrir dificultades para volver a quedar embarazada.

Si el aborto se hace siguiendo los procedimientos legales y médicos establecidos, en lugares acreditados y con equipos profesionales expertos, el riesgo de complicaciones es bajísimo. Y si la decisión la ha tomado la mujer sin presiones y respetando su voluntad, lo más habitual es que no se produzca ningún tipo de impacto emocional a medio o largo plazo.

Para más información consultar la web de la APFCIB

Facebooktwittermail