Tatuajes, embarazo y lactancia

Tatuajes, embarazo y lactancia 2017-05-08
Publicado el 08/05/2017 en Embarazo y parto, General

Si estás pensando en tatuarte y estás embarazada o aún estás dando el pecho a tu peque, es necesario que tengas en cuenta algunos factores importantes, tanto en esta etapa como en cualquier momento de tu vida.

Siempre que quieras tatuarte tienes que tener en cuenta que el estudio de tatuaje cumpla con todos los controles higiénico-sanitarios para evitar la transmisión de enfermedades como hepatitis B, C o VIH. Es por este riesgo que los bancos de leche materna no aceptan donaciones hasta que no pasan de 4 a 12 meses desde que se hace el tatuaje, por eso algunos autores aconsejan esperar a finalizar la lactancia para realizar el tatuaje.

Las sustancias que se utilizan en los tatuajes pueden ser tóxicas pero quedan retenidas bajo la piel y hay bajas posibilidades de que pasen a la sangre, por lo que si tienes un tatuaje antiguo o quieres realizarte uno durante la lactancia, el riesgo es bajo siempre y cuando se cumplan las normas higiénico-sanitarias.

Por otra parte, las cremas anestésicas, antisépticas y antiinflamatorias que se emplean antes y después de hacer el tatuaje no se considera que afecten a la lactancia.

Ten en cuenta que, si finalmente decides dar el paso y tatuarte durante la lactancia, mejor evitar los tatuajes en el pezón porque el bebé podría absorber pigmentos utilizados para hacer el tatuaje y podrían ser tóxicos para el peque.

Además, si tienes pensando tatuarte la espalda o la llevas tatuada antes del embarazo, deberías consultar si podría afectar a la hora de ponerte la epidural.
Algunos/as anestesistas optaban por no administrar epidural a mujeres con tatuajes en la espalda por la creencia de que podían existir riesgos si se transmitían pigmentos del tatuaje durante la inyección. Sin embargo, no existen evidencias científicas sobre esto y queda en manos del/ de la anestesista tomar la decisión de aplicar epidural o no. Consulta con tu anestesista para saber cuál es su postura sobre este tema.

Es muy importante que cualquier duda que te pueda surgir sobre éste u otro tema, lo consultes con tu médico del CAP o tu profesional de referencia (comadrona, anestesista, enfermer@…). Ell@s te sacarán de dudas.

Fuentes:

www.e-lactancia.org

www.guiainfantil.com

Facebooktwittermail