Dar el bebé en adopción

Dar el bebé en adopción 2013-05-14
Publicado el 14/05/2013 en Embarazo y parto

Dar el bebé en adopción consiste en renunciar a hacer de madre del bebé desde el momento del nacimiento. Para renunciar la madre i el padre, si está, tienen que firmar unos papeles que dicen que no quieren o no pueden cuidar del bebé. Este trámite debe realizarse antes de 48 horas después del parto.

Para firmar los papeles vienen al hospital dos profesionales de la DGAIA (Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia), un abogado o abogada, y un profesional del ámbito social. Entonces se informa la madre y el padre, si está, del trámite y se les explica que perderán todos sus derechos sobre el bebé, y también sus deberes. Esto quiere decir que no lo podrán volver a ver, ni mantener contacto, pero tampoco deberán hacerse cargo de sus necesidades físicas, sociales ni emocionales.

Si estás considerando esta opción, lo mejor que puedes hacer es pedir información en la primera visita médica del embarazoEl siguiente paso sería tener una visita con una o un trabajador social, que te dará la información que necesitas y resolverá tus dudas. Es recomendables hacer estas consultas antes del parto ya que, después de parir, hay poco tiempo para gestionar este trámite. Después del parto es el momento de firmar, así que si durante el embarazo cambias de opinión simplemente tienes que decirlo y no firmar los papeles.

Una vez los padres biológicos han renunciado al bebé, el Instituto Catalán del Acogimiento y la Adopción (ICAA) comenzará a buscar una familia para el bebé. Para poder adoptar, una familia debe cumplir muchos requisitos para asegurarse que el bebé crecerá sano y se le cubrirán las necesidades físicas, sociales y emocionales.

Puede que no tengas clara tu opción, o que tengas la cabeza llena de ideas que te han ido diciendo. Quizás también las personas de tu alrededor (familia, pareja o amistades) tienen una opinión sobre qué deberías hacer. Ellos y ellas te pueden aconsejar, te pueden dar su opinión sobre cada una de las opciones, pero al final tienes que ser tú la que elija la opción que realmente quiere.

Si te falta información sobre las opciones que tienes, para acabar de decidir lo que quieres hacer, no dudes en hacer una consulta privada al ¡Pregúntanos!

Si tomar cualquiera de estas decisiones te lleva a una situación violenta (gritos, amenazas, golpes…) con tu pareja o familia y crees que alguien puede hacerte daño, llama a Infancia Responde (116.111) Si eres menor de 18 años de edad, o al teléfono de atención permanente a mujeres en situación de violencia (900.900.120) si tienes más de 18. Ambos son gratis y funcionan 24 horas al día 365 días del año.

Comparte nuestra causa!!