¿Qué es la copa menstrual? ¿Puede usarse después de dar a luz?

¿Qué es la copa menstrual? ¿Puede usarse después de dar a luz? 2018-04-10
Publicado el 10/04/2018 en Bienvenido bebé, Embarazo y parto, General

Seguro que has oído hablar de la copa menstrual en substitución de las compresas o tampones. ¿Te preguntas si realmente funciona?, ¿si la puedes usar después de dar a luz?, ¿si es fácil de poner?… Hemos estado resolviendo todas estas dudas con las madres de Preinfant, en este artículo te lo contamos todo…

¿Qué es la copa menstrual?

Una copa menstrual es un producto de silicona o caucho que se introduce en la vagina durante los días de la menstruación, y recoge el flujo (el sangrado vaginal). Es una alternativa ecológica a las compresas y tampones, que se tiran después de un solo uso. La copa menstrual es reutilizable, solamente se tiene que vaciar y limpiar cada 4, 8 o 12h, dependiendo de si tienes más o menos flujo menstrual.

Puede llegar a durar hasta 5 años si les das buen uso. Por este motivo te supondrá un ahorro mensual importante, además de la autonomía de no tener que estar comprando continuamente.

¿Puedo usarla después de haber dado a luz?

No se puede usar durante la cuarentena. Depués de pasarla tendrás la revisión con la comadrona y la ginecóloga o ginecólogo, es un buen momento para preguntar si puedes volver a usarla cuando vuelvas a tener la regla. Normalmente pude usarse desde la primera regla tras el parto.

Ten en cuenta que la regla puede tardar en volver, depende de cada mujer y del tipo de lactancia. Normalmente cuando se da el pecho, lactancia materna exclusiva, es cuando tarda más en volver, pueden pasar bastantes meses.

Desmontamos 8 mitos sobre la copa menstrual

  • Se puede “perder” dentro de nuestro cuerpo: Es imposible que pueda “colarse”. La copa se coloca en primera parte de la vagina por lo que no perderás de vista el extremo y podrás ponerla y retirarla con facilidad.
  • Es difícil de poner: Solo tienes que conocer cómo ponerla correctamente. Debes doblarla por la mitad de manera que tenga forma de “c” e introducirla por el canal vaginal. Fíjate en las instrucciones que la acompañan.
  • Es incómoda, se mueve o puede haber pérdidas de flujo: La clave es aprender a usarla correctamente y a ponértela bien. Es normal que al principio cueste un poco, pero con la práctica quedará perfectamente acoplada a tu cuerpo, y ni te molestará ni habrá pérdidas. Ten en cuenta que las copas tienen diferentes tallas que se ajustan a las necesidades de cada mujer, deberás encontrar tu talla.
  • Es poco higiénica: Simplemente hay que aprender a limpiarla correctamente. Se lava con agua cada vez que se vacía, y se hierve en agua cada vez que se termina el periodo. También hay que guardarla adecuadamente para el siguiente uso.
    Si ves que cambia de color debido al uso ¡no te preocupes! es totalmente normal, es debido al hierro del flujo menstrual. Se puede devolver a su color con un cepillo y un poco de jabón neutro.
  • Puede dar alergia: El material con el que están echas las copas es quirúrgico por eso es muy difícil que te de alergia. Aún así las hay hechas de diferentes materiales.
  • No se puede dormir o hacer deporte con ella: La copa menstrual esta echa para ajustarse perfectamente a los músculos vaginales y hacer cualquier actividad.


Si tienes dudas puedes consultar con tu comadrona o ginecóloga/o, o mandarnos un mensaje a través del Pregúntanos.

Comparte nuestra causa!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies