En Preinfant y Tetuán tejemos igualdad

En Preinfant y Tetuán tejemos igualdad 2019-02-27
Publicado el 27/02/2019 en General

En Tetuán tejemos EncuentrosA lo largo del mes de febrero las mamás de Preinfant Madrid se han reunido semanalmente para tejer cuadrados morados en el marco de la actividad «En Tetuán tejemos igualdad», organizada por la Comisión de Igualdad de Tetuán por el Día 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer.

Estos cuadrados, que con tanto cariño han elaborado, se unirán mañana a los más de 400 cuadrados tejidos por cientos de mujeres del barrio y otros lugares, formando un enorme lazo morado. La actividad tendrá lugar a las 12.30h en el Huerto Urbano de la Ventilla si hace buen tiempo y en el Centro Comunitario Josefa Amar en caso contrario. Posteriormente, el lazo se colgará en la Junta del Distrito de Tetuán el 6 de marzo a las 17.30h, encuentro al que está invitada toda la comunidad.

Tejer, el oficio más antiguo del mundo

Tejer es uno de los oficios más antiguos del mundo. Uno de esos trabajos que ni las nuevas tecnologías ni la rapidez del mundo consiguen detener. Porque lo que se detiene, cuando tejes, es el tiempo.

Tejer es sinónimo de concentración, casi meditación. Dejar la mente en blanco y dejarte llevar por el ritmo del movimiento de tu mano, que acapara sin que te des cuenta toda tu atención. Y así, sin pretenderlo, tu mente se despeja y tu cuerpo se relaja. Sin saber cómo, tus preocupaciones desaparecen y se apodera de ti una despreocupación que te atreves a permitirte. Las mujeres tenemos la mala costumbre de sentirnos mal por sentirnos bien. Nos cuesta darnos momentos para nosotras mismas pero es que, cuando desde pequeña te han enseñado que tu tiempo no te pertenece, es difícil dedicarse a una misma y desafiar las normas. Unas normas tan ancestrales como el oficio de tejer. Tan aparentemente naturales como el movimiento de nuestra mano bordando un punto tras otro.

Tejer es uno de los oficios más antiguos del mundo. Uno de los pocos trabajos «produtivos» que siempre nos han permitido ejercer a las mujeres, una de las pocas excusas válidas para salir de nuestro rol de cuidadoras de otros/as y sumergirnos en un maravilloso autocuidado. Porque la verdadera magia se produce cuando esa energía rebosante de calma rebota en el ovillo y se dirige a nuestra mente. Energía que se multiplica cuando estás acompañada por otras tejedoras que la canalizan, la respiran, y te la devuelven en un acto de complicidad mutua. Y así, punto tras punto, vamos tejiendo una red de sororidad liberadora que nos envuelve a todas.

Tejiendo Igualdad en Preinfant

Comparte nuestra causa!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies